Madrid se quedó en la orilla

IMG_0337

Tras un campeonato impecable, Madrid no pudo culminar en la final su objetivo y Murcia revalidó el título nacional (2 a 1 para las murcianas). La selección madrileña, con Silvia, María Sanz y Nerea Moldes, dejaron en el camino a Cantabria, Galicia y Aragón y se plantaron en la final con la ilusión de hacer historia. Una decisión disparatada de los colegiados sacó del partido a María Sanz  de forma injusta y esperpéntica y condicionó de forma importante el partido. La situación, absurda, da mucho que pensar, sobre todo si tenemos en cuenta que la camiseta de María tenía dos dígitos en su dorsal y el del resto de las jugadoras en cancha uno. Imposible la equivocación.  Una cosa son las interpretaciones del juego, a veces muy difíciles y otra es no saber leer el número de una camiseta. Nerea marcó pero no fue suficiente. En cualquier caso, hay que dar la enhorabuena al combinado de Madrid y, particularmente, a nuestras representantes, porque han hecho una gran competición y nos sentimos muy orgullosos de su contribución. Enhorabuena a la Federación Murciana que hace un gran trabajo con la base. Esta competición paró la primera y segunda división nacional, pero si jugaron el resto de nuestras categorías. El “C” no pudo pasar del empate a uno ante La Villa, algo parecido a lo que le pasó al juvenil, que empató a tres ante el Majadahonda. El cadete se impuso al Eurosiris por 5 a 1 y el infantil A 9 a 2 al Móstoles y siguen líderes en sus respectivas categorías. El Infantil B perdió 2 a 1 en San Fernando de Henares, el alevín goleó en el campo del Alcorcón B (1 a 9) y el benjamín ganó 7 a 1 al Arroyomolinos.